ser el chivo expiatorio


ser el chivo expiatorio
Utilizamos esta locución para referirnos a la persona que paga por las culpas cometidas por otros. Atención, no es <<chivo espiatorio, >>«el que espía» sino <<expiatorio, >>«el que paga una culpa», que eso significa <<expiar>>. El origen de la expresión hay que buscarlo en el Antiguo Testamento. En el Levítico, uno de los libros del Pentateuco, se cuenta que los judíos, para celebrar la fiesta de la expiación llevaban un chivo, símbolo del pecado y del demonio, ante el Sumo Sacerdote, quien hacía una especie de conjuro para que recayeran sobre el animal las culpas por los pecados cometidos por el pueblo de Israel. Posteriormente el chivo era llevado al desierto, donde se le dejaba libre para que muriera de hambre y sed.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.